Upgrading criogenización

La criogenización es un proceso físico ampliamente aplicado en la industria del gas para separar distintas corrientes por condensación mediante una serie de etapas de compresión/bajada de temperatura.
Debido a las características de muchos de los compuestos causantes de mar olor, en bastantes ocasiones estas emisiones no admiten un tratamiento único y eficaz, sin embargo, la Biofiltración permite tratar todos estos compuestos en un único proceso. El proceso consiste en poner en contacto el aire contaminado con un lecho fijo de biomasa, que a pesar de no estar inoculado con microorganismos específicos, es capaz de alcanzar eficiencias de depuración bastante altas, cercanas al 70 %. En el caso de la Biofiltración Orgánica Convencional, los microorganismos de vida libre proliferan de manera natural sobre este material orgánico, utilizando a los compuestos odoríferos como fuente de nutrientes y energía, mediante una descomposición aerobia.
La depuración de aire por medio de biofiltros es una de las estrategias ambientales más respetuosas con el medio ambiente para la eliminación de contaminantes con olor intensivo, con la gran ventaja de que no genera ningún residuo, a excepción del biomedio (que puede tratarse como residuo orgánico compostable una vez agotada su vida media).